DAGA proviene del latín “daca”. Su tamaño es más corto que el de una espada, pero más largo que un puñal, oscilando entre 30 a 40 cm de largo o más.

CARACTERÍSTICAS GENERALES

La daga suele poseer doble filo y guarda para proteger el puño, pero se pueden observar ejemplares sin guarda o defensa, y a veces con una guarda muy corta. Cuando las dagas poseen hojas extremadamente largas, se las denomina “caroneros”, porque se llevaban entre las dos caronas de cuero del recado, con el cabo asomando por delante.

DAGAS DE MANO IZQUIERDA

Durante la primera mitad del siglo XVI, fue ganando popularidad la esgrima a dos manos, empezándose a utilizar una daga, empuñada con la mano izquierda, además de la espada. Dicha daga, conocida con el nombre de “daga de mano izquierda” o “daga de vela”, estaba destinada a parar el golpe del adversario, quebrar la punta de la espada enemiga y herir a corta distancia con el ataque. Este tipo de instrumento nació en Italia, pero pronto se extendió al resto de Europa. Normalmente, se fabricaban haciendo juego con la espada y solían presentar en el centro de las defensas un anillo que servía de protección al dedo pulgar incluso algunas tenían hojas provistas de marcados entrantes y salientes para que, con un giro de muñeca, se pudiera romper la hoja de la espada contraria.
La típica daga española mano izquierda fue la llamada “de vela”, propia del siglo XVII, con hoja triangular, ancho recazo, provisto de un rebaje para apoyar el pulgar, gavilanes rectos y cubre mano curvado hacia la empuñadura, en forma triangular.

Mostrando todos los resultados (5)