ES718 Tizona del Cid grabada y cincelada

6.300,00  IVA incluido

Hay existencias

Categoría: Código SKU: ES718

Descripción

TIZONA DEL CID, GRABADA.- Siglo XI.- Trabajada a mano en acero al carbono y acabado antiguo por el maestro espadero toledano Antonio Arellano.

Tizona, La Rabiosa, como así la llamaba el Cid, es una espada tajadora andalusí, apta para la caza y el combate a caballo y, al haber llegado hasta nosotros con notables manipulaciones como las ya reseñadas, algunos historiadores, guiados por la tipología de su empuñadura y por las inscripciones renacentistas en los vaceos, la fecharon como una reproducción realizada en el siglo XV. Sin embargo, gracias al examen científico realizado por reputados especialistas de la Universidad Complutense, hoy sabemos que la hoja acerada de la Tizona fue forjada y templada en la primera mitad del siglo XI, época coincidente con el periodo de mayor gloria del Cid Campeador, guerrero y mercenario y último héroe mozárabe de la España musulmana.

La Tizona es una de las dos espadas -Colada y Tizona– más célebres de El Cid Campeador, Rodrigo Díaz de Vivar (1043-1099), capturada al Rey Búcar de Marruecos en Valencia y que más tarde regaló a su sobrino, Pedro Bermúdez.

En el cantar de Mío Cid se cita la lucha de El Cid con Ramón Berenguer II, Conde de Barcelona, en Tevar (Morella), al cual vence, le hace prisionero y se apodera de la espada Colada.

Otra de las espadas de El Cid, según un romance anónimo, perteneció al caballero castellano Mudarra, con la que El Cid se enfrentó y dio muerte al conde Lozano para vengar a su padre.

En el año 1503, Gonzalo de Bricio, por mandato de la Reina Isabel La Católica, realiza un inventario de las armas que se hallaban en el Alcázar de Segovia y entre las que se describe “La Tizona”.

Entre los años 1560 y 1621, Fray Prudencio de Sandoval, en su crónica de los Reyes de Castilla y León, menciona la Tizona que tienen en su mayorazgo los marqueses de Falces y que, al parecer, le fue cedida por el Rey Fernando El Católico como premio a sus servicios, con la condición de llevarla a Palacio para que jurasen los Reyes de España, como así lo harán también los Falces en la transmisión del Marquesado.

CARACTERÍSTICAS

HOJA. Hoja de 79 cm. de largo, 5 cm. de ancha en el recazo y 1,5 cm. en la punta. Tiene cuatro dos en cada cara de la hoja. Está dividida por un canal hasta la mitad en las dos caras con diferentes inscripciones. Está forjada y templada completamente a mano en acero al carbono por el maestro D. Antonio Arellano. Acabado antiguo.

En la cara anterior se puede leer en latín “YO SOY LA COLADA DEL CID, FUE FECHA EN LA ERA DE MILE CUARENTA“. En el recazo lleva los punzones de la Fábrica Nacional de Armas de Toledo.

En la cara posterior se puede leer en latín “AVE MARÍA GRATIA PLENA, DOMINUS MECUM“.

CRUZ. Cruz en hierro macizo grabada por las dos caras.

EMPUÑADURA.- La empuñadura está alambrada en doble hilo de acero y cobre entrelazado, con cuatro costillas en hierro y ajustadas por dos virolas grabadas en los extremos de la empuñadura. Está embutida en la espiga de la hoja.

POMO. Pomo de hierro macizo, de forma poco común y doblemente calado.

FUNDA. Funda de cuero marrón hecha a mano especialmente para esta espada. Consta de tres piezas en hierro: en la parte superior está el “brocal“, grabado en ambas caras, con botón redondo para introducirlo en el cinturón. Una “cantonera“, grabada en ambas caras se encuentra en el primer tercio de la funda y acaba con un “batiente“, en hierro grabado para cubrir la punta.

Esta pieza está acompañada de un certificado de autenticidad, garantizando que está hecha a mano y firmada por el maestro espadero D. Antonio Arellano. Puede considerarse una pieza única, ya que nunca hace dos espadas iguales.

Información adicional

Peso 21.40 kg
Tamaño hoja

79 cm

Tamaño total

96 cm

Tamaño total con funda

97 cm

Peso

2.112 gr