ES733 Tizona española trébol profusamente calada y cincelada

19.000,00  IVA incluido

Hay existencias

Categoría: Código SKU: ES733

Descripción

TIZONA ESPAÑOLA DE TRÉBOL CALADA Y CINCELADA.- Siglo XVII.- Trabajada a mano en acero al carbono por el ilustre artesano Juan Ricas de Toledo.

En la primera mitad del s. XVII apareció la espada de taza o cazoleta, que poseía guardamano, dos gavilanes rectos formando cruz con la hoja y la taza o cazoleta, en cuyo interior se hallaban las patillas de sujeción y, en muchos casos, una placa calada. Tanto en España como también en las zonas bajo su influencia, el borde superior de la taza estaba doblado hacia fuera, con el objetivo de ser empleado como rompe puntas de la espada adversaria.

En general, pueden encontrarse espadas con tres patrones de taza: calada, cincelada con adornos y lisa, siempre con la empuñadura alambrada. La construcción de espadas de taza se extendió en España e Italia hasta el s. XVIII.

Las hojas de las espadas del s. XVII solían presentar una o varias acanaladuras en su tercio superior, donde se grababa el nombre del espadero, el lugar de fabricación y, a veces, la fecha. El número de mesas era variable, existiendo unas con sección ovalada y otras con romboidal. En la segunda mitad del siglo se extendió la hoja de verduguillo, larga, estrecha y de sección cuadrangular o triangular.

En el caso de las espadas roperas, los combatientes luchaban todavía de frente, a diferencia de la posterior esgrima con espadín y florete, donde se pasaba a ofrecer el costado al adversario. Al ser una espada de una sola mano, la fuerza bruta no tiene especial importancia, primando la agilidad y velocidad. El juego de pies es muy importante, así como también los movimientos laterales.

Las roperas de punta permitían una mayor velocidad al atacar, por lo que eran las preferidas para los duelos. Destaca especialmente su gran velocidad para pasar de la defensiva (bloqueo) a la ofensiva (estocada), lo que condicionaba mucho sus técnicas de combate.

En caso de enfrentarse una ropera “civil” de punta contra una “militar” de filo y punta; la primera tenía la ventaja de la velocidad, pero su menor resistencia hacía que, en la medida de lo posible, se intentará desviar el ataque de la segunda y no tanto pararlo con la propia espada. En cualquier caso, era recomendable hacer los bloqueos usando la parte más resistente de la hoja (tercio fuerte).

La espada ropera es la espada por excelencia de los siglos XVI y XVII. A lo largo del siglo XVI, en Europa, la espada perdió su puesto como arma primaria en la guerra, convirtiéndose en un arma secundaria de defensa personal. Sin embargo, a cambio, se universalizó como arma civil para los lances de honor y pendencias callejeras (tirar de blanca). Así mismo, también adquirió un uso más frívolo como complemento decorativo de la vestimenta para burgueses y nobles.

CARACTERÍSTICAS

HOJA. Hoja de 96 cm. de largo, 2 cm. de ancho en el recazo y 0,5 cm. en la punta. Está forjada y templada completamente a mamo por el ilustre artesano Juan Ricas de Toledo.

En ambos lados del recazo se encuentra el punzón del artesano y un canal profundo en el centro de la hoja destaca en el primer cuarto, con una inscripción en ambas caras. A continuación, la hoja se divide en cuatro mesas muy marcadas: dos a cada lado de la hoja, esbelta, muy ligera y fuerte.

CAZOLETA O TAZA. Cazoleta en forma de trébol de cuatro hojas con motivos renacentistas calados y cincelados. La cazoleta tiene un trabajo minucioso, solo realizable por un buen artesano. En el exterior del trébol lleva un rompe puntas, con volutas cinceladas. En el interior del trébol tiene una pieza redonda, igualmente calada y cincelada.

CRUZ. La cruz está formada por un gavilán de 29 cm. de largo, en hierro retorcido, acanalado y grabado, acabando en pequeña bola cincelada. El guardamano hasta el pomo está igualmente trabajado como el gavilán. Dos patillas semicirculares fijan la cruz a la cazoleta. En él centro del gavilán principal lleva un mascaron cincelado en ambos lados.

EMPUÑADURA. La empuñadura de madera está alambrada con un cordoncillo trenzado en hilo de acero, alternando con varios hilos simples de acero y dos cordoncillos múltiples entrelazados, en forma de virolas, en ambos extremos de la empuñadura. Está embutida en la espiga de la hoja.

POMO. Pomo con forma de corona real, acanalado y grabado que acaba en bola y está introducido en la espiga de la hoja, para ofrecerle más consistencia y fortaleza a la espada.

Esta pieza está acompañada de un certificado de autenticidad, garantizando que la espada está hecha a mano. Puede considerarse una pieza única, ya que nunca hace dos espadas iguales.

Información adicional

Peso 21.40 kg
Tamaño hoja

96 cm

Tamaño total

116 cm

Peso

1.272 gr